Make your own free website on Tripod.com

FUTSAL FEMENINO

Medicina: Lesiones en el Deporte

Home
El Futsal
Torneo AFA 2006 - 1a.Cat.
Torneo AFA 2006 - 3a.Cat.
Tabla de Posiciones 1ª y 3ª
Agenda
Forma de Disputa Torneo 2006
Noticias
Alimentación: Dieta Balanceada - NUEVO!!!
Medicina: Lesiones en el Deporte - NUEVO !!!
Torneo AFA 2005 - 1a.Cat.
Torneo AFA 2005 - 3a.Cat.
Noticias 2005
Direcciones de los Clubes
La Decisión
Links de Interés
Contáctenos

LESIONES DEL DEPORTE

 

 

·  Contusiones

Una contusión es el aplastamiento y rotura de vasos sanguíneos de un músculo,

generalmente a un nivel superficial (cercano a la piel). La causa es siempre un golpe

violento. La gravedad depende en su mayor parte de dónde se ha recibido el golpe

No hay que confundir contusión con hematoma. Este último es el síntoma visible, 

la coloración morada de la piel a causa  del derrame de sangre interno, y puede ser 

causado por una contusión o por una lesión de otro tipo (una fractura y luxación,

un desgarro muscular, etc...)

 

·  Desgarros Musculares

- El desgarro es rotura del tejido muscular, más o menos extensa (la gravedad depende

del área afectada). Puede ocurrir en cualquier músculo.

 

·  Esguinces

En la unión de todas las articulaciones del cuerpo existen los llamados ligamentos, 

una especie de cordones fibrosos que unen los huesos entre sí y dan estabilidad a las 

articulaciones. La lesión de estos ligamentos se denomina esguince. Un esguince se 

produce al estirar o forzar en exceso los ligamentos, lo cual puede ocurrir cuando la 

articulación sufre un golpe o una torsión forzada.

Las zonas más predispuestas a sufrir esguinces (tobillos, rodillas y muñecas, además 

de las articulaciones de los pulgares de manos y pies).

La causa específica puede ser muy variada, pero hay dos grupos: 

- A consecuencia de golpes (pulgares de manos y pies, principalmente)

- A consecuencia de torsiones (muñecas, rodillas y tobillos).

 

·  Luxaciones y Fracturas

Aunque se trata de dos problemas diferentes, las causas son similares, y lo que

se puede y debe hacer, tanto para prevenir como para efectuar los primeros

auxilios, es bastante parecido.

Una mala caída puede resultar en luxación o fractura. 

En particular, las luxaciones pueden producirse por movimientos bruscos.

Las luxaciones más frecuentes se producen en el hombro, el codo, la rótula y la muñeca

También en los dedos del que ejecuta una técnica de mano incorrectamente.

En cuanto a las fracturas, en tanto que son accidentes, no existe una zona especial: se

puede romper cualquier hueso. 

Las fracturas pueden producirse por golpes, por fatiga y por sobrecarga.

Los huesos del antebrazo y los de la pierna son los más expuestos a recibir golpes 

que causen fracturas, y los dedos de manos y pies al dar golpes de forma incorrecta. 

Si se practica contacto pleno, las costillas, la nariz y la mandíbula también corren  un

riesgo especial.

 

·  Contracturas

La contractura es la contracción involuntaria de un músculo. Sus características son:

- Se producen de forma espontánea e inconsciente.

- La contracción es permanente. El músculo no se relaja y queda contraído.

- A diferencia de la contracción voluntaria del músculo, es dolorosa.

- En general no se trata de una lesión grave, pero es francamente molesta, y cuando se

produce impide entrenar durante varios días.

Por regla general, sobreesfuerzo del músculo o agotamiento por un ejercicio intenso sin 

suficiente tiempo de recuperación (por ejemplo, entrenar varias horas, intensamente y a 

diario: los músculos no tienen tiempo de recuperarse del esfuerzo, y cualquier sobrecarga

provoca la contractura).

El lugar donde se sufren más frecuentemente es en los músculos de la espalda. Es raro 

(aunque no imposible) se den en otros lugares.

 

·  Esguinces

En el esguince el traumatismo es absorbido por una articulación,  distendiéndose o 

rompiéndose las fibras de un ligamento o la cápsula articular. Como un movimiento muy

leve produce dolor intenso,  no se debe manipular la extremidad afectada ni intentar 

“enderezarla” ni corregir la deformidad. Esto, además, puede aumentar la lesión de partes

blandas, producidas por los extremos óseos fracturados al moverse; este fenómeno cobra

especial importancia en el caso de los vasos y los nervios.   La incorrecta manipulación

de un miembro fracturado puede hacer que los picos y biseles de la fractura desgarren 

arterias, venas o nervios. Sólo se debe inmovilizar el miembro en la posición en que se

encuentra, preferiblemente con férulas. Éstas se pueden improvisar con tablas o cartón y

afianzarlas al miembro con tiras de tela.

 

·  Lesiones en tejidos blandos

- Las lesiones en tejidos, o heridas son de dos tipos: cerradas ó abiertas.

Las heridas cerradas son lesiones en las que no se rompe la superficie de la piel y en 

las que no hay hemorragia externa. Aunque la piel quede intacta, debajo de esta puede

haber una extensión de tejidos aplastados.

- Las heridas abiertas por el contrario, son en las cuales se desgarra la piel, los tejidos que

se encuentran debajo de ésta quedan expuestos y se produce una hemorragia, entre las

heridas abiertas se consideran varios tipos:

- Abrasiones.

- Incisiones.

- Laceraciones.

- Punciones.

- Avulsiones.

 

·  Problemas con los Tendones

- Tendinitis - Desgarros de Tendón -

Los tendones son los tejidos que unen el músculo al hueso. La inflamación de un tendón es

la tendinitis, mientras que lo llamado desgarro es la rotura del tendón. Cuando se inflama

el tendón y la vaina que lo recubre y protege, se habla de tendovaginitis.

Siempre se trata de una lesión grave.

El origen de todos estos problemas suele reducirse a haber forzado en exceso un tendón

tras un calentamiento insuficiente o inadecuado. Como caso especial, el tendón de Aquiles

sufre especialmente ante golpes o torceduras del tobillo.

 

·  Calambres

Técnicamente, los calambres son espasmos musculares involuntarios (habitualmente una

contracción). A diferencia de las contracturas, el calambre es ocasional, no permanente.

Normalmente no tiene ninguna gravedad, aunque puede ser muy doloroso. Los gemelos y

la cara trasera del muslo son las zonas más susceptibles de sufrir calambre.

Suele producirse cuando se dan algunas de estas condiciones, normalmente más de una a 

la vez:

- Sobreesfuerzo del músculo.

- Ejercicio muy intenso y prolongado. El calambre se produce cuando el músculo empieza  

  a llenarse de toxinas y deshechos, y comienza a quemar oxígeno con dificultades.

- Perdida de sales minerales (principal causa de los calambres que ocurren tras entrenar      

  durante un rato largo).

- En ciertos casos, si hay problemas circulatorios o de irrigación del músculo, ya sea por  

  lesión, por mantener mucho tiempo una postura que corte la circulación en algún punto,    

  u otras causas fisiológicas.

 

·  Lesiones en la cara

Ojos, Nariz, Dientes, Labios, Mandíbula

La cara es el punto mas sensible y vulnerable en caso de recibir un golpe. Los deportes de 

contacto pleno son los mas propensos de acabar con la cara “tocada”, pero no son los

únicos, se puede romper la nariz al caer al suelo de frente.

Ojos.

Si el golpe es cerca del ojo tendremos por unos días un color morado a su alrededor. No

es mas que una contusión y no tiene mayores complicaciones. Pero si el golpe se recibe

en el ojo hay que considerarlo grave, y si el lesionado se queja de dolor en el ojo o nota

problemas de visión hay que actuar de inmediato: Deben taparse (con una venda) ambos 

ojos, ya que se mueven sincronizadamente y el ojo sano obliga a moverse al otro, aunque

esté tapado. 

Nariz.

Si el golpe recibido hace sangrar la nariz: agua oxigenada empapando un algodón, se

mete el algodón en los agujeros de la nariz, se inclina la cabeza hacia atrás, y se espera

a que cese la hemorragia.

Si se nota fractura del cartílago de la nariz (a veces hay deformación claramente visible)

no debe intentar corregirse. Aplicar frío para evitar que se hinche en exceso (teniendo 

cuidado de no presionar), y al hospital. En este caso el que sangre la nariz es secundario,

y no importa manchar el traje: hay un problema más grave del que preocuparse. El

lesionado no debe intentar respirar por la nariz, para eso está la boca en esta situación. Si

el lesionado queda inconsciente a consecuencia del golpe, hay que asegurarse de que

respira sin dificultad, mantenerle la boca abierta y sujetarle la lengua si es preciso. Si 

alguien ha hecho un curso de primeros auxilios debería de ser capaz de manejar el tema 

"respiración" sin problemas.

Dientes.

Si el golpe es fuerte y se nota que un diente se mueve, hay que evitar tocarlo (ni con la

punta de la lengua). La situación en principio no es muy urgente, pero debe acudirse a un

dentista lo antes posible. Entretanto no hay mucho que se pueda hacer, salvo tener

cuidado de no morder con ese diente.

En caso de golpes muy fuertes en que uno o más dientes salen rodando por el suelo, hoy

día se pueden reimplantar. El lesionado ha de "morder" una gasa o algodón empapado en

agua oxigenada, y los dientes se han de guardar en hielo lo más deprisa posible.

Labios.

Salvo que se rompan por el golpe o contra los dientes, en cuyo caso hay que ir al hospital

para poner las suturas oportunas, la situación no presenta mayores problemas. Contener

la hemorragia (gasas con agua oxigenada)

Mandíbula.

Si se rompe, es bastante grave. Posiblemente sufrirán también algunas piezas dentales.

Aparte de ir al hospital, poco se puede hacer. La forma de inmovilizarla es con un vendaje

alrededor de la cabeza, con algunas vueltas en vertical (desde debajo de la mandíbula a

la parte superior de la cabeza) y otras en horizontal (desde la barbilla hasta la nuca).

Si el lesionado queda inconsciente hay que asegurarse de que respira sin dificultad.

Si se desencaja la mandíbula, no es tan grave, pero es tremendamente incómodo para el

lesionado. Si se vuelve a colocar en su sitio por sí misma, no es necesario hacer nada más

(quizá algún tomar algún calmante si duele mucho). En caso de que no vuelva a su

posición, no debe intentar colocarla alguien inexperto.

Si el profesor domina la técnica de primeros auxilios, posiblemente sepa colocarla sin

dificultades. En caso contrario, ir al hospital.

 

·  Heridas

La heridas son lesiones por rotura de la piel. Hay tres causas principales:

- Por golpes (ej. una ceja partida por un puñetazo)

- Por incisiones o cortes (en aquellos estilos donde se usan armas)

- Por abrasión (nudillos despellejados al golpear un saco, roce violento con la tela del

traje o contra el suelo...).

 

·  La fractura de Colles

La fractura de Colles en la muñeca es una lesión frecuente que a menudo ocurre cuando la

persona trata de amortiguar con las manos el golpe de una caída. La fractura se evalúa 

determinando el arco de movilidad posible en la muñeca y probando la fuerza muscular.

 

·  Luxación

Desplazamiento patológico de los huesos que forman una articulación. Una luxación parcial 

o incompleta se llama subluxación. Casi todas las articulaciones del esqueleto se pueden 

luxar, pero algunas lo hacen con más frecuencia: mandíbula (al bostezar o forzar la 

apertura de la boca), hombro (movimientos forzados al hacer deporte, caídas sobre el 

hombro), codo (caídas con el miembro superior en hiperextensión), interfalángicas, cadera 

(accidentes de coche, caídas de personas de edad avanzada), rodilla (en accidentes de 

moto por traumatismo directo). La luxación de hombro es la más frecuente.

 

·  Insuficiencia respiratoria

La insuficiencia respiratoria, dicho en pocas palabras es el cese de la respiración

normal, ó de la reducción de la misma hasta un punto tal en que la toma de oxígeno

Resulta insuficiente para mantener las funciones vitales del organismo.

Causas de la insuficiencia respiratoria: obstrucción anatómica y mecánica.

 

·  Hemorragia

El sangrado “en surtidor”, “a chorro” o “a golpes” es signo inequívoco de hemorragia 

grave. La simple presencia de sangre sobre una superficie corporal grande no es signo de 

hemorragia. Puede haber salido sangre de múltiples heridas pequeñas, o puede haberse 

extendido. La cantidad de sangre que se pierde por una herida depende del tamaño y clase 

de los vasos lesionados. 

- La lesión de una arteria produce sangre roja brillante que fluye a borbotones.

- La lesión de una vena produce un flujo continuo de sangre roja oscura

 

·  Vendaje compresivo para detener una hemorragia

La mejor manera de detener la hemorragia de un vaso sanguíneo de tamaño medio es la

aplicación de presión directa. La compresión del vaso sanguíneo lesionado ralentiza el flujo 

de sangre facilitando la formación del coágulo. La zona de la herida se debe elevar y cubrir 

con compresas y un vendaje limpio, ejerciendo presión con los dedos durante 5 a 15 

minutos hasta que el sangrado se detiene.